Lucha contra incendios de montes y pastizales

Declaran de interés público la prevención y combate de los incendios forestales y rurales

Con la aprobación en primer vuelta de la iniciativa que declara de interés público provincial, la prevención, presupresión y combate de los incendios forestales y rurales, se da un paso importante para acompañar la iniciativa propuesta por el Gobierno Provincial para instalar un servicio de lucha contra incendios en el este de la provincia.  

La normativa establece, entre otros temas, que los propietarios de campos de estarán obligados a realizar la apertura y mantenimiento de las picadas cortafuegos y la limpieza de los alambrados perimetrales.

El proyecto presentado por los legisladores Leandro Tozzi y Elsa Inchassendague, delimita también el territorio en el que trabajará la nueva fuerza, que funcionará bajo la órbita del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP).

Es así que se estableció como zona de influencia para el SPLIF Central Conesa, los departamentos de Pichi Mahuida, Adolfo Alsina, Conesa y, parte de los departamentos de San Antonio y Avellaneda.

“Basados en la experiencia y profesionalismo que posee el SPLIF en el combate de incendios en la zona andina, y en lo que sucedió lamentablemente en toda esta zona durante los incendios del verano pasado, el Gobernador Weretilneck tomó la decisión política de instalar a ese cuerpo profesional en la zona de Conesa”, señaló el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alberto Diomedi en el marco de la Exposición Rural de Río Colorado.

“El SPLIF es un servicio de lucha contra el fuego que trabaja en la zona andina y que tiene años de experiencia en el combate de incendios. La idea es traer ese preparación y esquema de trabajo a la zona de montes y pastizales, sumando así este esfuerzo a lo actuado por Bomberos y Defensa Civil en la región”, agregó.

La norma también estableció la obligación de realizar medidas de prevención especificas como la apertura y mantenimiento de las picadas cortafuegos y la limpieza de los alambrados perimetrales.

“Estas tareas serán de carácter obligatorio como medida para minimizar el riesgo de incendios y pérdidas económicas, ya que facilitarán las tareas de extinción en el caso de que se desate un incendio”, explicó Diomedi.

También se estipula el libre acceso a los chacras por parte del personal que actúe en tareas de control y combate y, de ser necesario, el uso de inmuebles, maquinarias, herramientas y equipos, propiedad de particulares siempre que resulten útiles para ayudar en supresión de un incendio.

“Este proyecto, que deberá ahora pasar por segunda vuelta en la Legislatura, plasmó algo que se observó durante los incendios del último verano, la falta de medidas preventivas dio lugar a condiciones favorables para una mayor expansión del fuego y dificultó las tareas de combate”, detalló el Ministro.

El SPLIF Central Conesa, como se conocerá a este nuevo organismo, funcionará en la ex planta de alimentos Flavors, edificación adquirida por la Provincia.