Día del Vino: reunión con bodegueros y nuevas estrategias

Un cielo diáfano, y una temperatura agradable que rondó los 20 grados, fue el marco de la celebración provincial por el Día del Vino, un evento nacional que se replicó en distintos puntos del país. 

En el Alto Valle de Río Negro, bodegueros, elaboradores, productores, funcionarios y medios de comunicación coincidieron desde el mediodía en el Establecimiento Humberto Canale, donde se ofreció una degustación de las principales etiquetas de la región, algunas con sólido prestigio internacional.

“En Río Negro tenemos vides de 140 años”, recordó Carlos Banacloy, secretario de Fruticultura, quien destacó que “hay decenas de años de esfuerzo, por eso el vino es cultura; y nuestro desafío como gobierno provincial, es acercar el vino a la gente”.

“Hoy además celebramos –manifestó-, la adhesión de la provincia al plan nacional de promoción del vino. Es una planificación al año 2020, con mucha comunicación, para acercar el vino, y reflotar el sentido de pertenencia de los rionegrinos con este producto”.

Hace 40 años, en los registros del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), figuraban registradas 275 bodegas rionegrinas. Hoy quedan 33, y unos 30 establecimiento elaboradores. “Da un poco de nostalgia”, reconoció el Secretario, quien resaltó como dato positivo que “hoy nuestros vinos llegan y son reconocidos en 25 paìses, por eso el mayor desafío es puertas adentro”.

Ratificó, luego de las experiencias de los años 70 y 80 que “en Río Negro no somos competitivos para hacer vinos masivos, y debemos aceptar que la Patagonia está destinada a hacer productos de nicho, de calidad”.

Mientras hacía declaraciones a la prensa, bajo el alero del museo de Bodega Canale, intercambiaban opiniones distintos referentes del sector, entre los que se encontraban representantes del INV, SENASA, INTA, INTI y del gobierno provincial, como el Ministro Alberto Diomedi. También asistieron enviados del Ministerio de Agroindustria de Nación y Ricardo Tello por la Corporación Vitivinícola Argentina

Por el lado de las bodegas acudieron representantes o dueños de Miras, Del Río Elorza, San Sebastián, Noemia, Canale, Familia Gennari, Domingo Rastrilla,  Favretto, Agrestis, y KM 1120.

“Hay cultura para transmitir, porque hubo mucho esfuerzo hecho para llegar a esto. El vino es un producto diferenciado y tenemos el orgullo de habitar una de las pocas provincias argentinas con cultura vitivinícola”, remató Banacloy, no sin antes recordar que en el país 380.000 personas viven de la industria del vino, y que la actividad abarca en Argentina 220.000 hectáreas.